UNA CONTRAPOSICIÓN BUÑUELIANA ENTRE UN DON JUAN SÁDICO Y UN CURA LOCO